jueves, 18 de octubre de 2012

Libre entre los vientos





Se escucha desde lo profundo de la plaza un aleteo,
se desnuda uno a uno cada sonido dentro de mi,
con un poco de esfuerzo suena a jazz,  a ti;
no es necesario cerrar los ojos, solamente sumergirse en el momento
no es necesario imaginar tan solo tener un encuentro.

Y llegan de todas partes una a una cada una de ellas bailando del cielo hasta el suelo,
no hay brisa mas fresca que una quebrada de agua, que un revoloteo de hada,
que un pestañeo de tu mirada.

¿Cuanto mas ha de vivir ese señor que alimenta a las palomas?
al final quien alimentara a quien, no te preocupes por lo sucio de tu aroma,
preocupate de no ser golpeada en la sien.





No hay comentarios:

Publicar un comentario